Catalejo cumple un año de existencia.

Y agradeciendo por siempre vuestras gratas visitas y las hermosas palabras que acompañan inmerecidamente mi trabajo, me atreví a regalarles con motivo de esta fecha -particular para mi, por lo demás-, unos últimos títulos inéditos pensando ya en un quinto proyecto para el año 2011 (De «El color de la lluvia», Alles über dich, el rumor de la caracola y la carta de los amantes), los que, superando una larga sequía de las palabras provocada por diversos conflicos en la realidad de mi existencia, esa que define el día a día, me permiten finalizar este año con la convicción que no podré dejar de escribir jamás y que me apura, me urge en realidad, hoy más que nunca, plasmar en este blog (y quizás llevar a imprenta), los 4 proyectos anteriores que partieron por dar vida inicial a Catalejo: «Incursiones: mecánica cuántica del amor» y «Excursiones: mecánica cuántica de la vida» en poesía y «Desierto Plúmbico» y «Maquinaria de hombres» en cuento.

Muchas gracias por el apoyo y el afecto sincero de todos ustedes para con este mi proyecto de blog, Catalejo, que hoy camina solo, además de mirar el mundo desde lejos.

Agradezco infinitamente a quienes han aportado con su fuerza creativa en las imágenes de Catalejo: Chicho Valentino (España), Adriana Reid, Marie Pain, Lorena Cejudo y Eduardo Gómez-Allende (México), y Marijana Lucic (Serbia), cuyas obras fotográficas han sido mis cómplices al momento de incendiar las palabras con su inspiración.

Tampoco puedo dejar de nombrar a todos quienes se han dado el tiempo de comentar sobre algunas entradas que les han parecido, quizás, interesantes de leer (http://bit.ly/fEIFiG). Por eso y mucho más, siempre, muchas gracias.

Alejandro Cifuentes-Lucic