Una inquebrantable determinación rejuvenecerá mis palabras
cuando éstas se apareen al vuelo que las impulsa a posarse en tus labios.
Nada quedará indiferente ante la feble resistencia de tu indómita atracción,
la silente seda de tu piel no será inmune a la incandescencia del roce de mis besos
y todo se consumirá en el ocaso del fuego que surca hirsuto la mecánica inmaterial de las palabras.

Quedarás atrapada en la luz, yo seré tu guía, la descarga, la favila de esta historia.

Antes de preparar mi equipaje para otro incesante periplo,
me animo a descubrir en el arte profundo del infortunio,
lo lábil de la vida, lo precario del amor,
el rigor marchito del albedrío, la gracia lozana de la oportunidad,
el despilfarro ingénito de sentir mi propia respiración
exhalando aquello que se escondía en la cava oculta de mi osamenta.

Quedaré aferrado en tu luz, serás mi sello, la partícula que nace, mi desenlace.

Alejandro Cifuentes-Lucic © 2010
Original de 2010 en Incursiones. Del amor y otras mecánicas. Segundo Libro.
Fotografía: “I Abuse” – Reproducción original de Marijana Lucic (Kikinda, Serbia).
Usado con permiso de la autora.